Etiquetas

, , ,

Hamburguesas de lentejas rojas.JPG

Las lentejas rojas se caracterizan por su gran aporte en minerales como hierro, zinc, manganeso, fósforo y selenio, además de ser una fuente de proteínas, vitaminas B1 y ácido fólico. Pero lo específico de estas lentejas es que no tienen cáscara u hollejo, por lo que no hay que remojarlas, y se cocinan más rápido. Al cocerlas se deshacen, por lo que son ideales para sopas, purés o cremas. Y bueno, para hamburguesas… por qué no?

Ingredientes (rinde 9-10 hamburguesas)

  • Una taza de lentejas rojas (usé las lentejas de marca Cadia que son orgánicas)
  • Aceite de coco (también puede ser de oliva)
  • 1/2 cebolla pequeña picada fino (1/3 de taza)
  • 1/3 de taza de pimentón amarillo picado fino
  • 1/3 de taza de zanahoria rallada gruesa
  • 1 cucharadita de orégano
  • ½ cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de tomillo
  • 2 huevos
  • Sal a gusto

Preparación 

Enjuaga las lentejas en un colador grande, hasta que el agua salga limpia. Pon en una olla a hervir con 2 tazas de agua y una pisca de sal a fuego fuerte, y cuando el agua hierva sigue cocinando a fuego bajo aproximadamente 15-20 minutos, hasta que el grano se agrande y ablande.

Por mientras saltea las verduras (cebolla, pimentón, zanahoria) en una sartén junto con unas 4 o 5 cucharadas de aceite de coco, por unos 5 minutos. Agrega el comino, orégano, tomillo y una pisca de sal, y cocina otros 5 minutos más, hasta que se vea que todo está cocinado. Cambia a un recipiente hondo, bate los huevos y agrega a las verduras, mezcla bien. Una vez que las lentejas estén cocidas, ponlas en un colador grande y deja escurrir el líquido sobrante, deja enfriar unos 5 minutos y luego agrega a las verduras. Mezcla bien todo.

Para cada hamburguesa, pon con una cuchara la cantidad de esta masa que desees sobre una plancha caliente o sartén que previamente tiene un poco de aceite de coco, y aplana un poco, dándole la forma redonda con la cuchara. Por cada lado agrega una pisca de sal, y pimienta o merkén si quieres. Cuando estén doradas por un lado dalas vuelta con cuidado para que se doren por el otro lado. Al retirar ponlas encima de toalla nova, para que eliminen el aceite sobrante. Sírvelas caliente o tibias acompañadas de ensalada.

Anuncios