Etiquetas

, , , , , ,

Pastel de membrillo.jpeg

El membrillo es una futa que se da típicamente al norte de Chile; es una fruta digestiva y astringente, rica en fibra y en vitaminas. De sabor ácido y un poco agrio, me trae recuerdos de infancia, cuando lo comíamos crudo y con sal (de solo recordarlo se me produce la misma sensación que cuando pienso en chupar un limón). Se prepara generalmente en compotas de fruta o como dulce de membrillo, pero aquí incluyo una receta un poco distinta, un pastel, para el cual me inspiré en una receta española.

Ingredientes

  • 400 gr de membrillo
  • Jugo de medio limón
  • 2 tazas de agua
  • 100 gr de endulzante en polvo
  • 3 huevos
  • 80 ml aceite de maravilla
  • Una pisca de sal
  • Una pisca de canela en polvo
  • 300 gr de harina con polvos de hornear
  • 4 cucharaditas de polvo de hornear
  • Mermelada sin azúcar de durazno o del sabor que se desee
  • 1 barra de chocolate blanco (100-110 gr)
  • 2 cucharadas de crema fresca (light o descremada)

 Preparación

Pela los membrillos, saca lo del medio y trocea. Agrega el jugo de limón y mezcla. En una olla pequeña pon el agua, disuelve la mitad del endulzante y agrega los membrillos. Hierve hasta que la fruta esté blanda. Escurre la fruta reservando el jugo, y deja enfriar unos minutos.

Pon en una licuadora el membrillo y media taza de su jugo, y muele. Luego agrega los huevos, el aceite, la sal y la canela. Licúa hasta que forme una pasta homogénea.

En un recipiente hondo tamiza la harina, polvos de hornear y el resto del endulzante. Mezcla bien y agrega la mezcla del membrillo. Integra todo con movimientos envolventes. Si sientes que la masa está muy seca puedes agregarle otra media taza del jugo del membrillo. Pon la mezcla en un recipiente para queques aceitado, y deja reposar una media hora, con un paño encima, mientras precalientas el horno a 220°C.

Lleva el queque al horno y hornea por 35-40 minutos, o hasta que el queque esté seco por dentro (prueba con un palillo o un cuchillo). Retira del horno, deja enfriar y desmolda. Por mientras derrite el chocolate blanco en el microondas y mezcla con las dos cucharadas de crema. Corta el queque por la mitad, y rellena con la mermelada. Luego vierte encima la cobertura de chocolate blando, de modo que quede la parte superior cubierta y el chocolate escurra hacia los lados. Refrigera.

Anuncios