Etiquetas

, , ,

Salsa Holandesa.jpeg

La salsa holandesa (o hollandaise) aunque compleja de preparar, es ideal para acompañar pescados, incluso carnes, y mis favoritos, los huevos benedictinos. Después de bucear mucho por internet encontré esta receta que es muy fácil de preparar y queda realmente deliciosa (ojo, debes elegir una buena mostaza).

Ingredientes

  • 6 yemas
  • 180 gr de mantequilla, derretida
  • Jugo de un limón
  • 1 cucharada de mostaza (hay distintos tipos, unas más fuertes que otras, pero te recomiendo que uses una lisa)
  • Una pisca de sal

Preparación

Pon en una licuadora las yemas, mostaza, sal y jugo de limón (idealmente de aquellas que permiten sacar parte de la tapa). Empieza a licuar, y una vez que todo se mezcle, y mientras se sigue batiendo, empieza a agregar la mantequilla derretida de a poco. Sigue batiendo hasta que espese. Prueba y ajusta la cantidad de mostaza y sal, y refrigera hasta su uso.

Generalmente hay preparaciones que quedan mejor con esta salsa caliente o tibia. Si es así, idealmente prepara la salsa cuando vayas a servirla (la mantequilla derretida le da la temperatura necesaria y con esta preparación te demorarás unos dos o tres minutos) pero si ya la refrigeraste, entíbiala a baño maría.

Anuncios