Etiquetas

, , , ,

sopa-de-pollo-y-verduras

Dicen que una sopa de pollo cura cualquier cosa, ayuda a abrir el corazón y a sanar el espíritu. He aquí mi receta, la cual recibí de mi hermano, y éste de su suegra; receta que se ha transmitido de generación en generación. Ideal para días de frío o cuando se está enfermo en cama!!

Ingredientes (4 personas)

  • 1 pollo (lo más natural y orgánico posible)
  • 3 zanahorias naranjas y 3 blancas (si donde vives no hay de las blancas, usa del tipo que tengas)
  • 2 puerros (corta la mitad de lo verde y las raíces y córtalos por la mitad a lo largo)
  • 3 nabos blancos (parsnip o chirivía. Si no hay, puedes reemplazar por 2 papas de apio)
  • 3 atados de eneldo fresco
  • 1 atado de perejil fresco
  • Sal gruesa

Preparación

Pone en una olla grande el pollo entero, las zanahorias peladas y cortadas en trozos de 5-10 cm., los puerros, los nabos blancos pelados y cortados en cuartos, el eneldo y el perejil (sin los tallos). Agrega la sal gruesa (al gusto) y llena con agua, cuidando que quede un margen ya que al hervir el caldo sube.

Pone a hervir la sopa totalmente tapada. Al hervir el caldo (aproximadamente 15-20 minutos), destapa un poco la olla, y deja que siga hirviendo a fuego lento, por 4 horas. Apaga el fuego y deja reposar la sopa, unos 15 o 20 minutos para que se entibie. Retira con cuidado el aceite o grasa que se ha acumulado arriba. Luego saca los ingredientes sólidos, y cuela el caldo en otro recipiente. Sácale los huesos al pollo y córtalo en cuadrados o desmenúzalo. Vuelve a agregar al caldo el pollo, las zanahorias, puerros (puedes cortarle la parte verde) y nabos, un poco del perejil y del eneldo, picado. Puede refrigerarse y guardarse por 3-4 días.

TIPS

  • Si lo prefieres, puedes solo agregar el pollo desmenuzado, en la parte final.
  • Si quieres darle más consistencia puedes agregarle al final un poco de cabellos de ángel.
  • Puedes hacer el doble de la sopa que necesites, y la mitad del caldo (colado) lo pones en las cubeteras para hacer hielo y lo guardas como cubos congelados. Cuando tengas que hacer otra preparación que requiera caldo de ave, usas este caldo congelado en vez de caldo de sobre o en cubitos.

 

Anuncios