Etiquetas

, , , ,

salsa-de-arandanos

Otro ingrediente que no puede faltar para Thanksgiving es la salsa o jalea de cranberries, pero como no los encontré, preparé una salsa de arándanos, que quedan igual de deliciosos. Esta salsa acompaña muy bien cualquier tipo de carnes, agregando un toque dulce al plato, y se puede usar en distintas ocasiones especiales.

Ingredientes (aprox 1 kilo de salsa)

  • 2 bolsas de arándanos congelados (aprox 400 gr cada una) (o arándanos frescos)
  • 4 tazas de agua
  • 2 tazas de endulzante en polvo
  • 3 sobres de gelatina incolora
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Un chorrito de esencia de vainilla

Preparación

Pon en una olla el agua y el endulzante y disuelve. Agrega los arándanos, canela en polvo y esencia de vainilla, y lleva al fuego, revolviendo constantemente, unos 10 minutos luego de que empiece a hervir. Los arándanos deben disolverse fácilmente entre los dedos. Si usas arándanos frescos puede ser que necesites unos minutos más. Retira del fuego, deja reposar unos 5 minutos, y luego muele todo en la licuadora (puedes usar también una licuadora manual), y pasa por un colador grande para eliminar los residuos de los arándanos.

En un pocillo disuelve los sobres de gelatina con un poco de agua tibia, y agrega a la salsa, mezclando bien. Deja la salsa reposando hasta que se entibie y luego lleva al refrigerador. Lo ideal es prepararla el día anterior, para que cuaje. Sírvela bien fría, en pocillos aparte para que cada persona se saque a gusto, o en el plato, acompañando la carne.

Tips

  • Con esta cantidad de gelatina la salsa cuaja pero no queda dura. Si quieres que quede realmente como gelatina, agrega dos sobres más. Puedes poner en recipientes con forma cilíndrica para refrigerar, y luego la cortas en rodajas al momento de servir.
  • Esta misma receta la puedes hacer con cranberries, u otro tipo de frutos rojos, para acompañar carnes rojas o blancas.
Anuncios