Etiquetas

, , ,

gravy-para-pavo

El gravy es una salsa que se hace con el líquido que se obtiene de cocinar aves y carnes, que se espesa con un poco de harina, y acompaña el plato. Aunque hay distintos tipos de gravy, incluso de verduras y dulces, esta receta es del gravy para acompañar el pavo en thanksgiving, un “must” de esta celebración. Se puede servir sobre la carne o sobre el puré de papas, también algo típico que acompaña el pavo.

Ingredientes (para unas 10 personas):

Para el caldo:

  • 8 tazas de caldo de pollo (caldo en tabletas)
  • 1 cebolla mediana, cortada en rodajas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Las menudencias del pavo o pavos (excepto el hígado)
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de salvia seca
  • 1 cucharadita de estragón seco
  • 2 hojas de laurel
  • 2 ramitas de romero fresco
  • 2 ramitas de estragón fresco
  • Una pisca de sal

Para el gravy:

  • La grasa que el pavo va soltando mientras se cocina
  • ½ taza de harina sin polvos de hornear (o para todo propósito)
  • Un chorrito de salsa Worcestershire
  • Sal semi gruesa

Preparación

Saltea la cebolla en la mantequilla, en una olla grande. Una vez esté transparente, agrega las menudencias del pavo, el tomillo, salvia y estragón seco y una pisca de sal. Saltea unos minutos a fuego fuerte hasta que las menudencias se doren. Agrega el caldo de pollo, las hojas de laurel y ramitas de romero y estragón fresco, y deja cocinar a fuego lento y tapado, al menos una hora. Cuela el caldo y mantenlo en la olla. Caliéntalo cuando vayas a agregarlo a la mezcla siguiente.

Cuando el pavo se haya cocinado, retira la grasa y jugos que soltó, cuélalos y reserva. Si cuando se retire el pavo queda grasa pegada en la fuente, agrega media taza del caldo y ayuda a soltarla con una cuchara de palo, y agrega a la olla con la grasa. Mezcla la harina en una olla con un poco de la grasa, solo un poco de manera que se impregne. A fuego muy bajo anda agregando de a poco el resto de la grasa, de manera que se vaya impregnando bien y que no se formen grumos. Cocina revolviendo constantemente, unos 4 minutos, y luego agrega de a poco el caldo, cuidando que no se formen grumos, y que se logre la consistencia deseada. Agrega sal a gusto (prueba primero, puede ser que no la necesite) y un chorrito de salsa Worcestershire. Cocina unos 10 minutos, revolviendo constantemente, cuidando que quede del espesor y consistencia que deseas. Sirve caliente.

Tips

  • Si te sobró del caldo, guárdalo, ya que a veces al enfriarse el gravy se espesa más, y al calentarlo puedes hacerlo menos espeso usando el caldo.
  • Si no te sobró caldo y el gravy quedó muy espeso, puedes usar agua o incluso brandy.
  • Si la salsa te quedó con muy poca consistencia, mezcla en una olla cantidades iguales harina y mantequilla, agrega de a poco parte de la salsa para que se impregne bien y no se formen grumos, y luego agrega al resto de la salsa que está cocinándose.
  • Si te quedaron grumos, puedes colar la salsa.
Anuncios